martes, octubre 04, 2005

La Ciudad

Example

“Es imposible llegar a la ciudad”, le habían advertido miles de veces al rey. “Fué destruida hace siglos por las Hordas Orientales”. Contaban los ancianos y los sabios. “La ciudad existe señor” decíale su ambicioso visir. “Esta llena de riquezas y en ella se encuentra la fuente de la inmortalidad”. El rey estaba muy viejo en aquella época, y se deja convencer por su visir.

Así pues desoyendo a sus otros consejeros, envió a su ejercito a encontrar la ciudad. Y que gran ejercito era aquel! Escuadrones venidos de todas las regiones del imperio, numerosos caballeros de refulgentes armaduras y arqueros de las estepas con sus trajes coloridos. El gran ejercito es invencible. Atraviesan selvas y desiertos, ciudades y países, los viajeros aterrorizados esquivan sus pasos y nadie los detiene. Cada tanto le preguntan a los asombrados campesinos, a que distancia se halla la ciudad, pero como es obvio, ellos no lo saben con certeza. “Es un mito señor” le dice uno de los campesinos mas viejos al general. “mis abuelos contaban esa historia cuando era niño... pero solo para hacerme dormir”. El general no cree sus palabras. Ordena a los soldados que quemen las casas y los cultivos antes de seguir su camino. Pasan pues los meses y finalmente los años. No hay rastros de la ciudad por ninguna parte. La nostalgia comienza a atormentar a los soldados, que poco a poco van desertando o muriendo. Con el tiempo olvidan el objetivo de su búsqueda, sus armaduras se oxidan, maldicen al rey que los ha enviado a un exilio peor que la muerte.

El rey en su corte también se impacienta, cada vez mas viejo, cada vez mas consumido por el pensamiento único de la ciudad. Pierde la vista poco a poco, solo distingue las sombras. Ya en su lecho de muerte y completamente ciego, el rey sonríe y su rostro resplandece unos segundos. “La veo” dice a sus cortesanos” por fin la veo”. “Que veis mi señor” le pregunta entristecido el chambelán. “ La ciudad, La ciudad!” “Donde mi señor?” Pero el rey ya no responde. Esta muerto. El Chambelán llora y el visir como único heredero, se frota las manos y ríe orgulloso; ha triunfado con sus engaños, sobre la ingenuidad de los otros.

Súbitamente se oyen gritos y puertas que se rompen. Un ejercito, de armaduras oxidadas, de arqueros grisáceos y espectrales ha invadido la ciudad, es inútil resistirse ya. El general enemigo observa su conquista. “ En verdad se trata de una ciudad muy rica”, murmura. Su teniente llega corriendo entusiasmado “Señor, Señor, mirad allí, en la plaza” dice. “La fuente de la inmortalidad.”.

Blog recomendado: http://withnodirectionhome.blogspot.com. Alguien que sabe mucho de rock y de música en general.

20 comentarios:

El Atizador dijo...

De todos sus escritos, éste me desconcertó.
No sé si decirle que me gustó o que no me gustó, porque las dos afirmaciones serían ciertas.
Mejor, creo que, como todos sus escritos, éste me desconcertó, pero no sé si para bien o para mal. Ahí está el desconcierto.
En todo caso, éste, como todos sus escritos, me invita a visitar su blog mañana nuevamente.

Jack Atomic dijo...

(punto aparte) Hola viejo Chacal... mi abue sigue igual... cuándo va a hacernos barra en el partido?

Saludos.

Addiction Kerberos dijo...

Parece la ampliación y dramatización, a lo melodramas, del poema del griego Constantino Cavafis.

La ciudad:
Dijiste: "Iré a otra ciudad, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de hallarse mejor que ésta.
Todo esfuerzo mío es una condena escrita;
y está mi corazón - como un cadáver - sepultado.
Mi espíritu hasta cuándo permanecerá en este marasmo.
Donde mis ojos vuelva, donde quiera que mire
oscuras ruinas de mi vida veo aquí,
donde tantos años pasé y destruí y perdí".
Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás
por las mismas calles. Y en los mismos barrios te harás viejo
y en estas mismas casas encanecerás.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otro lugar -no esperes-
no hay barco para ti, no hay camino.
Así como tu vida la arruinaste aquí
en este rincón pequeño, en toda tierra la destruiste.

---Mala hierba nunca muere.

HAGEN dijo...

el rey es Uribe, el chambelan es Sabitas y el Visir es Don Berna. o me equivoco?
ya deje de escribir vainas tan imbeciles!

Jose Alonso dijo...

Qué buen post. Me gustó bastante y me imagino a Hahín en los ejercitos orientales. Interesante paradoja... El rey muere al lado del elixir de la juventud

sgeguiré llegando a esta latituted. Beinvenido a mi cuidad.

solo es no pensar dijo...

Me sigue recordando lo que se deja de ver por falta de conocimiento y una gran ambisón, lo que era de el rey se lo quedo otro, y era lo que buscaba hasta el día de su muerte.
Que revela secretos y acertijos.

Un saludo grande.

solo es no pensar dijo...

Acabe de publicar.

ricardocabezas dijo...

Beta: Espero que NO le haya gustado.
Atomic-jack: Pues ire a hacerles barra por alla en Noviembre. No creo poder antes.
Tio Luis: Buen poema. No he leido nada de Cavafis, tocará mirar.Gracias por no putear esta vez.
Jose Alonso: Saludos
Contraste: El rey merecia su suerte. saludos
Hagen: El rey es Don Berna, tu papá. :P. Vainas imbeciles deben ser las de su Blog... si llegara a existir

Pala Labra dijo...

Muy metafórico. Yo creo que la pregunta que da base a ésta historia es "¿Para qué?" si igual toda su vida se la iba a pasar buscando algo. Qué tal que hubiera encontrado la enternidad antes de morirse; qué habría buscado el pobre por tanto tiempo..

TUCO dijo...

Saludos. Muy interesante. Un relato con sazón oriental.
Me he dado cuenta de que, como este, hay muchos blogs bien pensados y de grata lectura.

P.S. Electrónico, pero dandole a un PhD en Compatibilidad Electromagnética

Foucault dijo...

Este relato me dejó medio pensativo....

MR BRIGHTSIDE dijo...

Desconcertado si, y por eso uno vuelve por mas.
Buscar lo que no se le ha perdido y morir con la respuesta en las narices me suena conocido.
Saludos

CERO A LA IZQUIERDA dijo...

Hola Ricardo sólo quería saludarte y expresarte como lo diría un actor venezolano: "cónchale vale chico, tu blog me ha dejado: ANO-NA-DA-DO... sígue así, nunca cambies". Bueno ya en serio, la verdad es que tu blog es muy bacano.

Recibe mis saludos desde un café Internet diagonal a Paloquemao.

Pirata Subterraneo dijo...

Muy bueno. Me recordó el cuento de Borges "El Inmortal", y claro, algunos cuentos orientales.

El Desprendimiento Vital dijo...

Ahí está Chacal, esan son las vueltas de la vida, muy bonito ese post, con todo lo que contiene, la amargura y la muerte. gracias por el guiño.

Vrolfak dijo...

esta super bacano ese cuento.

delPu!!!!

wintermute dijo...

Oiga viejo Ricardo, de donde es esa foto? no dejo de recordarme Bladerunner mientras la vi...
Un saludo.

el anarquista dijo...

En mi blog puede encontrar la respuesta, nos vemos.
Ah otra cosa, como asi que "ser joven no lo es todo" pero claro que si,

Saludos y nos vemos!!!

ira dijo...

Sólo puedo correr y gritar.. Mirad, de nuevo una Pesadilla está mirando por la Ventana de tus Ojos...

Un beso Ricardo!

Ya no estudio por cierto... jeje ;-)
SALUDOS DE LA IRA, ahora más que nunca la llevo dentro.

ricardocabezas dijo...

Paula:Pues, si es una historia de busqueda y encuentro. Se hace lo que se puede con el material disponible.
Tuco: Debe ser muy dificil su Phd.
Gracias por venir.
Foucalt: Lo mismo su blog, siempre me deja medio pensativo.
Mr Brightside: Toda la razon, suena medio conocido. desde Deepak Chopra, hasta Coelho. Soy un plagiario. :P
William: Maestro, ahi se hace lo que se puede. Bueno su articulo sobre Oasis.
Que bueno ver al señor Cero A la izquierda por aca. Es un blog muy bueno, recomendado para todos.
Pirata: Si, este relato es toda una pirateria.
Vrolfrak: gracias, espero ir pronto a su torneo de bolos.
Winter: Viejo, ese dibujo, es de Arrakis, la capital del capital del planeta Arraken de Dune. Que buen libro. Es una ciudad en medio del desierto. por eso la puse.
El Anarquista: Bueno, seguire viendo su pagina
Ira: un beso para ti.