martes, febrero 17, 2009

soy cool y escucho música industrial



A traves de la tierra de los chicos emos
donde cualquier imbecil que coje un instrumento entre sus manos
es más grande que la teta de el buen Dios
solo hay dolor y tristeza fantasma
todo duele todo duele todo duele
y yo
odio todo
todo me cae mal
los artistas
sus marionetas
su hedor
su procacidad
soy un oficinista ista ista ista
(mi zorrita)
soy oficin ista ista ista ista

(ruido metálico)
bajo la estación de transmilenio
bajo los residuos químicos de la facultad
bajo el vuelo de los helicopeteros que anuncian
la ruina que vendrá con la corporación del hombre triste
todo es concreto concreto y no me invitaron a Bogotrax}
soy un oficinist ista ista ista
un oficinista mi zorrita
(por que no te gusta einsturzende neubauten?)

4 comentarios:

Quime Atópica Videosa dijo...

Señor oficinista... que entrada tannnn divertida ida ida... per que lástima que le moleste el hedor...

Un escarabajo travesti k apesta dijo...

Tiene buen ritmo, es tan descriptiva como plantarse en cualqueir esquina a observar la movilidad y la quietúd ... está cargado de tanto prejuicio que me resulta simpático. creo que entro en tu lista de objetos odiados, y yo odio eso.

SEÑOR OFICINISTA dijo...

QUIME ATOPICA: me apesta que quieran apestar de forma gratuita. Gracias por sus comentarios

Escarabajo: no tiene buen ritmo y esta paila.

Es-carabajo dijo...

Yo también quería darle tantos ánimos como usted quiso hacerlo en cierto momento conmigo; la diferencia radica en el talento del que se valga el "artiste" para generar reacciones de consentimiento o disentimiento de parte de los "otros" .. algunos carecemos de gracia, otros por lo menos son tan tan tan sutiles, que sus vómitos parecen poesías sacadas del imaginario hediondo de seres inferiores (pero atiborrados de contenidos estéticos literarios muy pos) .. Pero quien soy para decir que es esto o lo otro??? Simplemente alguien tan estrepitosamente desocupado como para vaciarse de un poderoso y benévolo palabrerío ¡!!!!!!! Quiero decir algo, algo, para no desaparecer de la vista, para reclamar la atención sobre su existencia, para tratar de decir casi en silencio lo que piensa, pero un pensamiento, claro está derramado sobre mensajes que tampoco constituyen de ninguna manera una afrenta contra nadie, simplemente sin proyecto histórico… seguramente y sin vacilación reivindicando la necesidad de ser escuchado en algún lugar perdido .. jaj seguramente me proponga ser diferente desde hoy, y ya no me moleste tanto la idea de tomar el papel de “consolador” (objeto de masturbación) con sangre, y me entregue a los placeres de la vida… (Visitar a los renacuajos del estanco, tirar piedras, enumerar y clasificar estrellas... y por qué no, escribir un artículo para un público blogger ).


Nota: He notado que ese lenguaje que antaño proporcionó un giro drástico sobre nuestra manera de entendernos y entender el entorno, hoy no es más que montoneras de desintegración posmoderna, perdida entre nubarrones que parecen más smog que cualquier dilucidación digna de nuestra “progresiva humanidad”. Hoy todas estas elucubraciones de pensamientos pretenciosos y animados por una desgastada idea de intelectualidad perdida entre humorismos abstractos y malolientes, se acercan más a un producto reencauchado como bien puede serlo el punk, el industrial o cualquier moda de las llamadas industrias culturales, como estructuras de la cultura del ocio. Estas nuevas maneras de nombrar nuestra realidad están tan cargadas de sarcasmos de descomunales placeres, de palabras que en otra época pudieron implicar significación de violencia para con el otro, que reivindican y significan el más grande elogio del androide-andrógino que habita en un blog o en su defecto en una biblioteca (mi amado/odiado referente: el fantômas de nocturama), y que representa el sentido de las nuevas comunidades en búsqueda de diferenciación, autodefinición y pertenencia, de libertad individual y común aceptación.

.. no soy ni una analista social, ni una profesional digna de nombrar, pero como ser humano me resta deciros que me jode una tremenda amargura de haber destapado ante mis ojos esa lógica cool, que es a mi modo de ver, la clave generalizada para ubicar históricamente nuestra época dentro de lo que nuestro autor recomendado llamó: la segunda revolución metafísica y antropológica.

Bueno, chao! Y pues si no le molestan mis comentarios sosos y faltos de gusto, seguiré visitando este lugar .. ahh y sí le vi ritmo al asunto, de exo hice un intento de musicalización en mi cabeza, le puse hasta la banda sonora de The Shaggs y trinó perfectamente! .. repito, y eso le hace ser un ser diferente, capaz de definir en el lugar de los conflictos el nacimiento del prejuicio, también evidencia esa latente necesidad de identificación/diferenciación con el mundo que lo enrrolla, con esos otros que observa de manera tan "imprudente", y a los que pretende arrancar su secreto (¿lo hay?)